Querido Charlie Sheen:


(O  Carlos Irwin Estévez, que vale que el hecho de ser hispano no te llevaba de cabeza a la gloria en Hollywood, pero el tratar de dismularlo tampoco ha servido de mucho, por lo menos no en la meca del cine.)

Es bastante probable que mi primer recuerdo tuyo, neoyorquino de pura cepa, pertenezca a la parodia de las parodias, “Hot Shots”, en cualesquiera de sus entregas, y no de alguna de las películas buenas que hiciste, y eso que no son muchas, (“Platoon” y “Wall Street” ¿no?). A tus casi cuarenta y cinco años te has convertido en noticia, quizá tal y como soñaste haya por 1984 cuando protagonizaste tu primera película junto al fallecido Patrick Swayze, “Amanecer Rojo”.

Y es que hoy eres noticia porque parece que has conseguido ser uno de los actores de televisión mejor pagados…. Vaya vaya, parece que a los Sheen (Emilio, deberías haberte cambiado el apellido) se les da bastante mejor la tele que el cine, eh? Por cierto, dale recuerdos a tu padre de mi parte, y dile que “The West Wing” es una de las joyas de la tele que me guardo, junto a “The Sopranos”. En fin, como decía, que vas a cobrar un millón de euros por capítulo, que no es tanto como lo que querías (medio millón más, recordemos que por capítulo) pero que no está nada mal teniendo en cuenta que Charlie Harper y tu, sois, al parecer, la misma cosa: un tipo al que le encanta la fiesta, el lujo, el juego y el alcohol.

Hasta tu llegada a “Two and a half men” (2003) tu filmografía es, cómo ya he comentado al principio, horripilante o escasa, dependiendo de cómo lo quieras ver… Te apuntaste a las dos últimas entregas de la innecesaria “Scary Movie”, o lo que es lo mismo, regresaste a los noventa y a la parodia, como si el tiempo se hubiera detenido. Más allá de hacer de amigo de John Malkovich en la peli en la que éste se preguntaba como hacer de sí mismo, y de Aramis en “The Three Musketeers”, no has hecho nada decente desde los ochenta, cuando tuviste dos años gloriosos y encadenaste Platoon (1986) y “Wall Street” (1987). Ahora que Oliver ya ha entrevistado a Fidel y necesita pasta para seguir con sus documentales revolucionarios que tan poco dinero dan, ha decidido revivir a Gordon Gekko, pero parece ser que no os pusisteís de acuerdo y el pequeño y (no sé porqué) repelente Shia LaBeouf será quién de la réplica a Michael Douglas….. Lo ves, por mucho que te empeñases el tiempo pasa, aunque por Michael no lo parece.

En fin, que desde hace siete años firmaste con la CBS, y aunque últimamente los seguidores de las aventuras de los Harper han temido por la continuación de la sitcom, hoy has podido confirmar que seguirás, al pie del cañón, por dos temporadas más, y que estás deseoso de volver a trabajar… Por ese precio, yo también, creéme. Te sitúas a leguas de tu más inmediato perseguidor en la lista de actores de comedia mejor pagados, ya que Zach Braff, de “Scrubs”, cobra 350.000 dólares, algo menos que los actores de doblaje de “The Simpson´s”, que llegan a los cuatrocientos mil dólares. Para los curiosos, Hugh Laurie también cobra eso, veinticinco mil dólares más que los “cabeza de cartel de los “C.S.I” de Miami y Las Vegas, Caruso y Fishburne. Para las feministas, sólo Mariska Hargitay  de “Law & Order: SVU”, las chicas de “Sex and the City” y las actrices de doblaje de “The Simpson´s”son las únicas féminas que cobran los cuatrocientos mil. Vamos que eres el jefe, Charlie.

No quisiera despedirme sin decirte lo curioso que me parece la moralidad estadounidense, una vez más….. Lo digo porque eres un hombre que se ha casado tres veces, en poco tiempo podremos decir que te has divorciado otras tantas, y la última de ellas, Brooke Allen, te denunció por maltrato doméstico. Además en 1990 disparó, accidentalmente, a su novia de entonces Kelly Preston y en 1995, cuando testificaste en un juicio, pudimos saber que tus gastos en prostitutas ascendían a la nada desdeñable cantidad de cincuenta mil dólares en 14 meses, más el pedido especial de 2008, dos chicas, una noche, veinte mil dólares…. Con esos gastos, entiendo tus pretensiones económico laborales.

Lo que no entiendo es porqué el Sr.Woods, sí, el golfista ese que hasta hace nada se le conocía más por jugar al golf que por hacer el golfo, ha tenido que llorar ante las cámaras, verse sometido al escarnio público y a la renuncia de las marcas que le patrocinaban al descubrirse que era un mujeriego y tú trabajas en una exitosa serie…. Descartando que para la opinión pública americana el pagar por sexo esté “mejor” visto que simplemente ser infiel, tu renovación contractual y tu rutinario día a día (sólo pasaste la noche de Navidad en la cárcel, pagaste 8.500 dólares y aquí nadie dice nada)se debe a que las varas de medir quizá sigan sin ser iguales para los actores y los deportistas, para blancos y negros….

Dejémoslo ahí, volveré a escribir sobre ti cuando hable de familias en la televisión, o cómo tirar de colegas para hacer unos capitulitos o cuando tenga la suficiente paciencia como para ver dos capítulos de ese vehículo de lucimiento tuyo llamado “Two and a Half Men”. Lo siento, pero no puedo con los estereotipos.

Un besito.

Anuncios

2 comentarios en “Querido Charlie Sheen:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s