Si es bueno, tiene su parodia (porno)


Son muchas las varas de medir de la calidad audiovisual: están primero los críticos, luego el público, los premios llegan para confirmar el respaldo de los unos o de los otros, o para demostrar el tongo que la academia otorgante maneja (Marisa Tomei y Mi Primo Vinny, por poner un ejemplo) y más tarde la permanencia en la Historia, ya sea en la memoria colectiva o en las listas de las mejores. Pero creo que hay una prueba más de la calidad, y el éxito, de una película:  la existencia de su versión, o parodia, pornográfica. Pulp Friction, Edward Penishands o San Fernando Jones and the Temple of Poon son algunas de las versiones que el cine X ha hecho de películas más o menos serias. Bien, pues  ya son muchas las series que tienen su versión porno.

Desconozco si la llegada de las series televisivas al cine X es porque los productores tienen más vista que los programadores de televisión de muchas cadenas o porque la trama en sí misma da mucho juego, pero desde Cheers a The Big Bang Theory son varias las series que tiene su hueco en el ardiente mundo de la pornografía. Las ancianas retiradas en Florida, The Golden Girls se han convertido en un quinteto bien avenido desde el momento en el que Dorothy presenta a sus compañeras de piso a su amiga lesbiana, Jean, que se enamora de Rose, quién trata de convencerla de que la felicidad reside en los hombres musculosos, no en el sexo femenino. Si Sophia levantara la cabeza….

Los géneros televisivos tampoco son una barrera para los creadores del cine más caliente, y aunque no me consta que V o Fringe hayan sido llevados a la parodia, la ciencia ficción tiene su hueco en el mundo del porno de la mano de una pareja que en “su versión” eran insultantemente castos, Dana y Scully, o lo que es lo mismo, Expediente X. La serie de Alan Ball, True Blood, también ha sido versionada, pero el cambio resulta mucho menos evidente que en las anteriores ya que en la original ya muestran bastante carne… Vamos que aquí el trabajo seguramente sólo haya consistido en “alargar” las escenas.

Si por algo destacan las parodias es por su fidelidad visual, por la búsqueda de personajes similares que ayuden a reforzar la idea original. En este caso resultan especialmente evidentes, y sorprendentes, los trabajos realizados por los creadores de las versiones porno de Seinfield (aquí el trailer para todos los públicos) y 30rock, aunque ya querría para sí Tina Fey una delantera como esa. The Office gana (para mí) sin Steve Carrell y tanto en Scrubs como en Entourage, la presencia de despanpanantes actrices rubias es ligeramente superior a la de la versión original.

En definitiva, si alguna vez os preguntasteis como sería vuestra serie favorita si el sexo y el placer dominasen el mundo ya tenéis la respuesta, sólo hay que buscarla en la red. La culpable de buena parte de ellas la productora New Sensations. Cómo se iba a llamar si no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s