Para todos aquellos a los que el tiempo, el dinero o la capacidad de su ordenador les impiden ser seguidores de intensas creaciones que se extienden a lo largo del tiempo, llegando a alcanzar incluso los diez años en antena, la pequeña pantalla también tiene productos que ofrecerles, las miniseries. De importancia y reconocimiento desigual, estas pequeñas muestras de creatividad televisiva se centran, en su mayoría como comprobaréis en unas líneas, en acontecimientos históricos, personajes de relevancia o versiones de libros e incluso de películas. Y es que de vez en cuando los hermanos pequeños también copian a los mayores.

Los comienzos del género se sitúan, según los expertos, en 1966, cuando la estadounidense ABC emitió una adaptación de The Rise and Fall of the Third Reich, una adaptación del libro de Willian Shirer del mismo nombre. Sin embargo la fama no llegó a las miniseries hasta la década de los setenta, cuando vieron la luz las archiconocidas Rich Man, Poor Man (Hombre rico, hombre pobre) y Roots (Raíces). La primera contaba la historia de la familia Jordache y sus desiguales destinos, mientras que la segunda se centraba en la vida de Kunta Kinte, un joven gambiano que se ve sometido a la esclavitud en las colonias inglesas del s. XVIII, hoy Estados Unidos. Ambas hicieron historia en su época y se situaron entre los programas más vistos de la televisión de todo el mundo, además de resultar premiadas con Emmy´s y ser alabadas, y avaladas, por la crítica televisiva.

En la misma década también triunfaron la mítica “I Claudius” y “Jesus of Nazareth”, pero probablemente, la extensión de las series de larga duración hizo que las pequeñas pasasen a un segundo plano tanto en la creación como en la financiación de las productoras en las décadas posteriores. Sin embargo, tal y como demuestra ésta lista creada por IMDB, fueron muchos los países europeos que apostaron por este género, creando productos de calidad como la polémica serie italiana sobre la mafia La Piovra, la alemana Das Boot o la británica Traffik.

Hoy en día, gracias en buena parte al apoyo de la cadena HBO y la producción de grandes figuras cinematográficas como como Steven Spielberg y Tom Hanks, el género ha retomado sus buenos tiempos y son muchas las miniseries que podemos disfrutar en la actualidad. Desde Band of Brothers o The Pacific, ambas producidas por los anteriormente mencionados, hasta la histórica John Adams, pasando por las producciones de David Simon, The Corner o Generation Kill, el pequeño formato ha recuperado su calidad y ha cumplido, en la mayoría de las ocasiones, con las expectativas creadas.

History Channel y HBO, de nuevo, tienen dos de estos pequeños grandes placeres preparados para ser estrenados el próximo año. Por un lado, la primera recreará, de forma no del todo verídica según parece, la vida de la familia de políticos más conocidos de Estados Unidos, los Kennedy. En el reparto, Katie Holmes dando vida a la mítica Jacqueline Kennedy y Greg Kinnear interpretando a JFK. Por su parte la cadena privada propiedad de Time Warner versionará la película de Michael Curtiz de 1945, Mildred Pierce. Kate Winslet será la actriz principal, papel que le valió a Joan Crawford un Óscar de la Academia, interpretando una mujer de clase media que en los años treinta tuvo que criar a sus hijos sola tras divorciarse.

Aquí quedan estas grandes, y pequeñas, recomendaciones. Ya no valen excusas para sentarse a disfrutar de los productos, ya sean antiguos o modernos, de la pequeña pantalla.

Anuncios