Las listas de libros recomendados por grandes figuras de la política, la literatura o el periodismo son tan típicas, y tan tópicas, como las páginas de regalos pre-Navidad o los reportajes a todo color de lugares vacacionales preciosos pero económicamente imposibles. Entiendo que llenar horas de programación, ya sea radiofónica o televisiva, y publicar cierto número de páginas a diario resulta difícil cuando “La Roja” descansa tras el mundial y sólo los toros ocupan las páginas de política (sic), pero caer siempre en los mismo resulta pobre, y más aún cuando las formas de ocio se han ampliado y el interés social por las series ha crecido notablemente. Así que no me tomaré la libertad de crear mi propia lista de series que uno no se puede perder, esa se deduce post a post, pero si quiero hablaros de los pequeños productos que la televisión creó a partir de los libros… Para los amantes de la literatura, ya sea veraniega o no.

El pasado 23 de julio, por comenzar con la última adaptación, la cadena americana Starz, culpable de la ya comentada Spartacus, estrenó la esperadísima The Pillars of the Earth, que cuenta en su elenco con actores de la talla de Donald Sutherland, Ian McShane o Rufus Sewell. La novela publicada en 1989 por el galés Ken Follet y editada en nuestro país por Plaza & Janés, es uno de los libros más vendidos de la historia de la literatura y su adaptación televisiva ha generado mucha expectación. Para los amantes de este extenso y apasionante libro, la serie será emitida en nuestro país en Cuatro, muy probablemente en el próximo mes de septiembre.

Pero no sólo de best-sellers se alimenta la caja tonta, grandes obras de la literatura universal también tienen su versión televisiva, como es el caso de “El Conde de Montecristo” de Dumas, o “Sherlock Holmes“, de Sir Arthur Conan-Doyle tamnbién han cobrado vida en la pequeña pantalla. El primero fue llevado a la televisión por la cadena gala TF1, la germana Satt1 y la italiana Mediaset en 1990, mientras que el segundo, además de ser recientemente llevada a la gran pantalla con Jude Law y Robert Downey Jr como protagonistas, se encuentra pendiente de estreno en la parrilla televisiva de la BBC británica.

La investigación, los crímenes y los misterios también están presentes en novelas como en las que se basaron títulos como Dexter, Bones o Wallander. El primero, encarnado por Michael C.Hall en la serie de Showtime, fue creado por Jeff Lindsay en 2004 y bajo los títulos The Darkly Dreaming Dexter, Dearly Devoted Dexter y Dexter in the Dark (en la editorial Umbriel en España) podemos encontrar los orígenes de este inquietante personaje. Por su parte la irritante antropóloga Temperance Brenan, interpretada por Emily Deschanel en Bones, nació en la imaginación de la también antropóloga Kathy Reichs, quién en muchas ocasiones ha manifestado que el personaje es su alter-ego. Los diversos libros que la novelista estadounidense ha publicado podemos encontrarlos en nuestro país en Planeta y RBA. Y para los amantes del sueco Henning Mankell y su recientemente terminada serie de novelas  basadas en el inspector Kurt Wallander, la BBC estrenó hace un par de años seis episodios en los que Kenneth Branagh interpreta el exitoso papel protagonista. Para los curiosos, la sueca TV4 lo hizo en 2005, con una duración de 26 episodios.

Aunque la lista es más amplia de lo que cabría esperar, por la eterna lucha cultural entre la pequeña pantalla y la literatura, no quiero dejar de señalar dos adaptaciones, una por su éxito, otra por cuestiones más banales. La primera es la serie de Alan Ball, True Blood escrita desde 2001 por Charlaine Harris que bajo el título Southern Vampire Mysteries ha creado una interesante saga de siete libros de los cuales en España se han publicado seis en las editoriales La Factoría de las Ideas y Pandora. La segunda es Empire Falls, el último trabajo, y los últimos premios, del nunca suficientemente reconocido y ampliamente venerado Paul Newman. El libro, escrito por Richard Russo en 2001 y ganador del Premio Pulitzer de ese año, fue adaptado a una miniserie en 2005 por la HBO y contó con un interesante reparto que completaban Ed Harris, Helen Hunt, Philip Seymour Hoffman y Joanne Woodward.

El futuro televisivo también tiene grandes esperanzas depositadas en la literatura, y si bien la adaptación de una de las últimas novelas de Tom Wolfe, I´m Charlotte Simmons es más bien un rumor que un hecho, dos de los nuevos estrenos de la Home Box Office son adaptaciones literarias. A la ya comentada Game of Thornes, de George R.R. Martin se une uno de los estrenos más esperados del otoño, Boardwalk Empire. Creada a partir del libro de Nelson Johnson titulado Boardwalk Empire: The Birth, High Times, and Corruption of Atlantic City, la serie ha sido adaptada por el escritor y productor de The Sopranos Terence Winter y cuenta en el reparto con caras conocidas del mundo de la mafia, como Steve Buscemi y Vincent Piazza, además de Michael Pitt y Michael Shannon.

En definitiva, cuando la imaginación se acaba, siempre queda la posibilidad de abrir un libro e inspirarse. Yo estoy con éste.

Anuncios