Rubicon (la AMC cruza el río) by Trapseia


Cruzar la barrera del Rubicón con un ejército en armas suponía declarar la guerra a Roma. Hablamos de historia y ahora de series. En el plano televisivo, la AMC parece empeñada en declarar la guerra a lo convencional, dando otro pequeño paso con una apuesta peculiar llamada Rubicón. La historia se centra en una conspiración de la que los autores nos van dando pequeñas pinceladas. La acción – lenta acción – se centra en un instituto de análisis de inteligencia. Pero los personajes tienen poco de Jason Bourne y sí mucho de amor a la carpeta y los folios. Un enredo que Jack Bauer resolvería en diez minutos, con cuatro amenazas y medio grito, aquí se presenta en largos capítulos con un James Badge Dale también muy lejos de su antiguo papel en 24. Esa es la gran novedad, milagrosa, que representa Rubicón: los capítulos no son una historia cerrada ni tienen prisa por resolver problemas. Se dan su tiempo.

Novedad y solución a su vez, porque ahí está el misterio que hace que acabes un capítulo y quieras ver el siguiente, sobre todo cuando la historia ya te ha atrapado. En apariencia no está pasando nada pero has caído en la red. Las apariencias están bien cuidadas, los personajes son creíbles, no se va a matacaballo. Eso sí, si no te gusta la idea principal (un mundo en el que nada es lo que parece) es mejor no intentar ver la serie. La historia es lo importante y nada sucede rápido. Una bendición para los que estamos hartos de cadenas que exigen capitulos autoconclusivos. De hecho, que la audiencia respete un producto así parece un milagro. Un bendito milagro, en cualquier caso. Y luego está Jessica Collins, de la que poco más hay que añadir.

Al final acabas sospechando de todo y de todos, del fuego amigo y de la falsa bandera. Todo parece tan plausible como que no hay nada claro ni transparente. La metáfora del río, el Rubicón que hay que cruzar, es como la píldora de Neo ¿Cuando nos atrevemos a no creer en nada? ¿Cuántas visitas más acabarán en la azotea?

He detectado una especial predileccion por los puentes de fondo en varias escenas. Si aceptan la recomendación, preparen sus tréboles de cuatro hojas para una esperada segunda temporada. Si aún no han empezado y tienen un rato, dedíquenle tranquilamente 6 capítulos a Rubicón. La suerte está echada.*

*Aclaración editorial: Este post llegó ayer a mi bandeja de entrada a las 16:17. A las 20 horas se hacía público la negativa de la AMC para renovar la serie. Y Trapseia añadió: Finalmente ha sido la propia cadena la que no se ha atrevido a cruzar el Rubicón. En cualquier caso, y ya sabiendo que la intriga quedará abierta, les sigo invitando a probar con lo que ha quedado de serie. En el momento de anunciarse su cancelación, “Rubicon” se convirtió en Trending Topic en Twitter. Parece que al menos a unos cuantos la serie les había llenado tanto como a mí.

Anuncios

2 comentarios en “Rubicon (la AMC cruza el río) by Trapseia

  1. He preferido dejarlo como lo había escrito, ya que hablaba de “serie lenta milagro” y está claro que los milagros..en Lourdes. O ni eso (que el espagueti volador me perdone)

  2. Pingback: Trapseia » Checked by a jumbo jet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s