Ah, querida, ha pasado mucho tiempo desde que te vi por primera vez, bebiendo los vientos y sufriendo por el amor del guapérrimo George Clooney en la mítica serie de médicos de los noventa, E.R. Desde entonces han pasado muchas cosas, has hecho películas inexplicables y papelitos en las más diversas series, pero afortunadamente para los amantes de la ficción has encontrado un papel a medida en una de las grandes apuestas de la CBS, The Good Wife. Quién te lo iba a decir a ti, que debutaste ante una cámara haciendo de prostituta en una película de Steven Seagal. Ay, las vueltas que da la vida…

Ya quisiera yo para mí tus 44 años tan bien llevados, se te ve mejor ahora que con esos rizos y esa melena más bien desangelada que te caracterizó durante tantos años. Después de que en el año 2000 finalizases tu participación en E.R (hasta tu regreso en 2009 para la temporada final) tus apariciones en la pantalla eran más bien escasas y con suerte dispar. Si en el cine sólo destacan tus participaciones en las mediocres películas de acción Ghost Ship y Snakes on a plane, en la pequeña pantalla trabajaste en series tan distintas como Scrubs, The Lost Room, con mi querido Peter Krause, The Sopranos y la más bien desconocida, y probable culpable de que ahora seas Alicia Florrick, Canterbury´s Law, que por cierto tu misma producías.

El personaje de Alicia Florrick, que ya te ha servido para ganar un Golden Globe en la última edición de los premios, es una mezcla entre Patty Hewes (Glenn Close en Damages) sin maldad permanente ni continuo gesto de contrariedad, y Brenda Johnson (Kyra Sedgwyck en The Closer), especialmente cuando no tienes ningún reparo en contestar aquello que tu interlocutor prefiere no oír. Pero además Alicia es madre de dos criaturas adolescentes que tiene que mantener  y esposa de un procurador aparentemente corrupto, trabaja en un bufete de abogados con mucho que contar y tiene que hacer frente a casos de todo tipo, siendo únicamente junior asociado, de esos que en cualquier momento ponen en la calle.

Pero tu gran compañía y la multitud de historias que se cruzan a tu alrededor hacen de The Good Wife una serie coral con un encabezamiento de reparto más que notable. El ya crecidito Knoxx Overstreet de Dead Poets Society, encarnado por Josh Charles es ahora tu amigo de la juventud, y jefe, Will Gardner, mientras que Chris Noth da vida al ex procurador del condado presuntamente corrupto Peter Florrick, tu esposo. Pero, quizá una vez más, la batalla en esta serie la gana el elenco femenino, y es que el papel de Archie Panjabi como tu ayudante, (y muchas posibles cosas más), Kalinda Sharma, hace que vosotras dos protagonicéis juntas algunos de los mejores momentos de la serie. Si a eso le sumas una suegra desesperante, unos hijos ávidos de conocimiento internetero y unos enemigos que se presentan de las más inesperadas formas, tienes una serie rica en tramas que puede dar lugar a muchos minutos de interesante ficción.

Discúlpame la tardanza pero todavía estoy en la mitad de la primera temporada, que con eso de que dura veintitrés capítulos es difícil ponerse al día. En cualquier caso será lo antes posible, ya que en Estados Unidos continúa la segunda temporada, y con grandes actores invitados, como es el caso de Michael J. Fox, Miranda Cosgrove o la siempre inquietante Lili Taylor. En fin, quién sabe lo que nos deparará la ficción. Yo todavía tengo la duda de saber si en realidad eres tan buena esposa.

Cuídate querida.

Anuncios