Misfits: De listones y héroes


En mi continúo, y en ocasiones cansino, interés por descubrir nuevas series de televisión me encuentro con cosas difíciles de explicar. Cuando además es una serie de la que todo el mundo habla bien, pero tú, por mucho que lo intentas capítulo tras capítulo, no sientes lo mismo que los demás, te atacan las dudas. “¿Me he vuelto idiota? ¿Me estoy haciendo mayor? ¿Soy demasiado exigente?” Más allá de que puede que la respuesta a las tres sea afirmativa, puede que simplemente no esté hecha para adorar a los adolescentes con superpoderes, como tampoco me gustan las amas de casa de Wisteria Lane o no comprendo a las solteronas neoyorquinas. Pero a veces, como ya he comentado aquí, no es necesario adorar una serie para verla. Y aunque Misfits no sea una gran serie, sí es muy entretenida, muy británica y muy juvenil.

Filmada en el suroeste de la no tan cosmopolita Londres, Misfits nos cuenta la vida de cuatro jóvenes (aparentemente) normales, que cumplen servicios comunitarios por pequeños delitos y que tras una extraña tormenta adquieren superpoderes. Con el transcurrir de la
primera temporada el espectador primero asiste a un confuso, forzado y pretenciosamente gracioso planteamiento que mejora en sus tres últimos capítulos pero que es previsible en los resultados de cara a la segunda temporada. Así, las historias propias de cada capítulo se mueven entre la originalidad narrativa y el superpoder absurdo, añadiendo contenidos de episodios posteriores gracias a la permisividad que otorgan los nuevos potenciales de los protagonistas. Mientras, se teje un amplio, y quizá inabarcable, hilo conductor que puede ser tan sorprendente como decepcionante.

Con un personaje principal por discutir, unos opinan que es el payaso de Nathan(Robert Sheehan), otros el “rarito” de Simon (Iwan Rheon), la sexy Alisha (Antonia Thomas) y “el diamante por pulir” Kelly (Lauren Socha) forman un dispar y extraño elenco femenino mientras que el atlético Curtis (Nathan Stewart-Jarret) cierra el masculino. Todos ellos son prácticamente unos desconocidos más allá de las tierras de la Gran Bretaña, aunque cabe señalar la participación de Robert Sheehan en un capítulo de la también afamada The Tudors. Y son él y el polifacético Iwan Rheon quienes realizan las actuaciones más notables dentro de un grupo singular, con capacidades extraordinarias para más cosas de las que quisieran y un inusual sentido del deber. No puedo dejar de comentar el curioso, y en ocasiones incomprensible, acento de Lauren Socha, quien por cierto es hermana de Michael Socha, actor de This is England (película de 2006) y This is England (2010).

Quiénes busquen la primera temporada de Heroes se llevarán una decepción, quiénes busquen las siguientes quizá no, por que Misfits es una serie entretenida con tramas interesantes y novedosas que trata de narrar la vida de superhéroes de hoy, en un mundo que no nos muestran y que en ocasiones se echa en falta que lo hagan. No tiene un ritmo enloquecido, el sexo desborda bajo los mandatos de las hormonas juveniles y el elenco de personajes amenaza con crecer, quizá como licencia narrativa necesaria en beneficio de un mayor número de tramas. Y es que la tercera temporada ya está confirmada, y estará en sus hogares en otoño del muy cercano 2011.

Si le dan una oportunidad no critiquen los errores de planteamiento de ciertas historias, disfruten de un producto bien hecho pero sin demasiadas complicaciones, dedicado a un público juvenil y que no trata de descubrir corrupciones ni narrar complejos dramas. Si no lo hacen… Tengo dos recomendaciones, pero las dejo entre lineas mientras me despido pensando que cuando no veo lo mejor me gusta ver algo que de alguna forma tiene algo bueno. Y aunque no sé dónde, Misfits lo tiene. Si no probad a poner cuarenta minutos de Telecinco y luego comparad con el primer capítulo. Es mejor. Claro.

Anuncios

3 comentarios en “Misfits: De listones y héroes

  1. para mí, sin duda, la serie revelación del año 2010.

    con sus fallos de guión, sus continuas idas de olla, pero tiene algo que la hace especial, y eso hoy en día es difícil de encontrar.

    el personaje de nathan, mítico.

    • Es agradable descubrir que a este lado del charco también sabemos hacer cosas que merecen la pena, aunque no sean obras maestras…. Yo como tengo cierto “amor” por los raros prefiero a Simon, que en la segunda temporada además “se pluriemplea”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s