Globos de Oro: Interrumpimos la emisión


Escribo esto mientras las buenas gentes del mundo de la televisión y el cine siguen en el Beverly Hilton aplaudiéndose cada cinco minutos, sin necesidad de saber porqué, sin posibilidad de comer algo de lo que valientemente les han puesto en la mesa. Y cuando no se ha cumplido la hora de ceremonia he decidido que me voy a la cama, y que no habrá post sobre premios, porque los premios no se lo merecen. Porque los premiados tampoco.

Como no tengo que rendir cuentas a nadie, alegremente voy a reconocer que la decisión de invertir mi tiempo en la cama la he tomado cuando Buscemi ha subido dos veces en cinco minutos al estrado, una por su reconocido trabajo como mafioso sin escrúpulos, personaje que no se parece en nada a ninguno de sus interpretaciones previas, y otra por Boardwalk Empire,  incomparable a cualquier otra serie del año, a cualquier otra historia de mafiosos…. Si, es cierto, me lleva la ira y en las últimas cuatro líneas sólo hay ironía y sarcasmo, pero es que me parece tan terrible que ni siquiera la prensa extranjera imparta cordura…. Aunque claro, con los últimos escándalos, ya estábamos prevenidos.

Para aquellos que esperaban el post sobre los premios, conozco un montón de webs a las que podéis acudir, yo os recomiendo a los chicos de vayatele que a estas horas están comentándolo en un entretenido y participativo chat. Para los que habéis entrado por la curiosidad de conocer mi opinión, añadiré que se han perdido grandes oportunidades para premiar grandes temporadas y mejores actuaciones. Me duele lo de la Marguiles (The good wife), pero no he visto Sons of Anarchy más allá del tercer capítulos y siempre he oido hablar bien de Katey Sagal. Pero lo de el actor de drama, desaprovechando a Cranston (Breaking Bad), a Hamm (Mad Men) o a Hall (Dexter) y lo de la serie, premiando (y nominando, que esto ya viene de lejos) a lo que se estrena en el último trimestre, olvidando todo lo anterior, simplemente dibuja a la industria televisiva como una empresa sin memoria y sin rasero. En fin, ahí les dejo, dándose
jabón y vanagloriándose de que la tele ha reconocido el talento de Scorsese más rápido de lo que lo hizo el cine. Y Sorkin recogiendo el premio al mejor guión de película. Me alegro por él.

Pero preferiría que cada uno volviese a su tarea.

P.D: Más allá de aprender a no perder el tiempo con estas cosas, los premios a mejor actor y actriz de miniserie o película para televisión son una razón más para ver a Claire Danes haciendo de Temple Grandin y al gran Al Pacino haciendo de Doctor Kevorkian en You don´t know Jack.

Desde el salón de su casa, con cariño, esta humilde y decepcionada fanática despide la conexión.

Anuncios

Un comentario en “Globos de Oro: Interrumpimos la emisión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s