Si te soy sincera llevo tiempo deseando escribirte pero supongo que sabrás comprender que el compromiso con Rob era más urgente y difícilmente eludible. El caso es que desde hace unos meses me dio por sumergirme en el universo Sorkin de la Casa Blanca, y a pesar de que ya nos habíamos encontrado en alguna ocasión, es ahora cuando definitivamente he descubierto todo tu potencial y no dejo de preguntarme porqué para muchos eres una gran desconocida. En fin, hay gente que crece profesionalmente como secundario “de lujo” y se muere con esa etiqueta porque nadie se ha planteado ofrecerle un papel protagonista. Por mucho que sea evidente que tienes un estilo propio que el público adora.

Comenzaste en la profesión 30 años después de llegar al mundo en la industrial Ohio, así que no se puede decir que fueses precisamente precoz. Encadenaste pequeñas y desconocidas producciones hasta que a finales de los 90  dos películas y una serie te permitieron ganarte el respeto del gremio. Tu primera película conocida fue Primary Colors(1998), con John Travolta y Emma Thompson, pero fueron  el excelente retrato de la sociedad americana que es American Beauty,  y tu papel de madre ausente, los que te llevaron a The West Wing. C.J Creeg es para muchos uno de los personajes más queridos de la serie de Aaron Sorkin, la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca tan independiente, tan inteligente, tan sufrida y tan querida. Siete años y 154 episodios dan para mucho, y a tí, además de 4 Emmy´s,  te reportó la imagen-recuerdo para todo aquel que te vea en otra producción y se pregunte “dónde” te ha visto antes.

Eres “muy de series” igual que eres “muy de dibujos”. Frasier, Weeds, Two and a half men o Lost han sido algunas de las series en las que se te ha podido ver. Aunque admito que no te reconocí encarnando a la madre de Jacob y el Hombre de Negro. Y respecto a los personajes animados, te gusta “poner voces” y has participado en productos tan dispares como Finding Nemo, Phineas and Ferb, Family Guy o King of the hill. Repasando tu filmografía se desprende cierto aire de personajes particulares, mujeres de humor, o carácter, propio a los que tu altura y tu gesto firme le añaden un atractivo impropio en los papeles femeninos. Por ello mi mente se debate entre la indiferencia y la pena cuando piensa que quizá tú podías haber interpretado magníficamente el papel de Sheila en Shameless. Claro que luego me acuerdo de Joan Cusack y su excelente trabajo y no siento nada.

La culpa de que renunciases a un muy posible Emmy (y si no al tiempo) la tiene la nueva comedia de mi querido Matthew Perry, Mr.Sunshine. Y lamento decirte que creo que cometiste un error. Porque el regreso de Chandler, o Matt Alby, a la televisión después de Studio 60, lugar en el que ya coincidisteis por cierto, tiene muchas papeletas para volver a ser fallido. Tu papel de estrafalaria madurita es lo mejor de la serie, lo cual, a mi modo de ver no dice mucho de la misma, ya que, lamentablemente, tú no eres la protagonista.

En fin querida, afortunadamente tengo mucho The West Wing por delante. Mientras, no pierdo la esperanza que el tiempo y los buenos guiones te lleven a sitios en los que ya han estado otras grandes actrices que han tenido que esperar mucho tiempo por un aplauso. Ten fe.

Anuncios