Crematorio, cosas veredes Sancho.


Me dispongo a descorchar una botella de cava para celebrar que el milagro se ha producido y voy a escribir sobre una serie española. Más allá de que me consta que no soy la única que lleva esta proeza a cabo, aclarar que tengo “¿Qué fue de Jorge Sanz?” esperando desde hace un mes, pero me daba más pereza que Crematorio. Sí, voy a escribir sobre esa serie que algunos han osado llamar “El The Wire español” y que se basa en la novela de Rafael Chirbes ganadora del Premio Nacional de la Crítica 2008. Y por ir al grano aún más, la comparación hace un flaco favor a la serie y  como no conozco el libro, no hablaré de la calidad de la adaptación. Pero se pueden decir muchas cosas, y no todas malas, de una serie española.

Crematorio, financiada entre otras empresas por la Generalitat Valenciana, narra la historia de Rubén Bertomeu, un arquitecto, promotor y constructor de la Comunidad Valenciana en la época dorada del ladrillo. A su alrededor, su familia, que no ve con buenos ojos su avaricia y su empeño por construir más allá de donde ven sus ojos, su cohorte de consejeros, perros de presa y “criados” o sus enemigos, ya sea en forma de mafia rusa o de policía anticorrupción. Pepe Sancho da vida al protagonista principal y aunque en un principio parece que si antes de decir “Nueva “York” pronunciase la palabra “Construcciones” Antonio Alcántara aparecería en escena, unas localizaciones creíbles y una fotografía excelente, y novedosa en el producto patrio, eliminan ese moleste recuerdo del actor valenciano interpretando al mismo personaje sólo que cuarenta años después.

La bellísima Juana Acosta interpreta a la joven e incomprendida novia, Alicia Borrachero a la que no sé porqué, debo confesar, no soporto es su hermana hija, mientras que la joven Aura Garrido interpreta a su nieta. Pero los verdaderamente relevantes en la vida del protagonista son los hombres, y ahí está el fantástico Pau Durá ejerciendo de leal abogado, el quizá encasillado Vicente Romero como escudo y escudero, y los prácticamente desconocidos Pep Tosar y Vlad Ivanov, fuente de problemas del siempre cuidadoso Sr. Bertomeu. En los tres capítulos que ya ha emitido Canal +, el espectador asiste a casi sesenta minutos de tramas corruptas, venganzas violentas y pasados oscuros. Y es merecedor de comentario ese extraño e innovador hilo conductor que la relación de Bertomeu con un personaje en concreto crea en la trama de cada episodio, con flashbacks que nos desvelan que la codicia y las pretensiones siempre han estado presentes en la vida del constructor.

“Crematorio” no es nada que no hayáis visto en una buena serie de Estados Unidos o Inglaterra. Pero con la marca de la casa de este santo país no creo que sea posible encontrar nada tan bien hecho. Ni sin niños ni product placement y con cabeceras tan a lo True Blood. Y eso ya merece un visionado.

Anuncios

6 comentarios en “Crematorio, cosas veredes Sancho.

  1. Totalmente de acuerdo con tu opinión queda claro que aquí no somos especiales y que cuando se quiere se puede hacer una serie de calidad sin presupuestos super millonarios, que siempre es la excusa barata para justificar los pobres guiones que nos obsequian normalmente.

    • A mi lo que más me ha gustado es que existan los escenarios de verdad, que salgamos de las casas de cartón piedra y busquemos un tipo de fotografía que haga que cuando te sientes a verla no huela a cutrez a la legua.

  2. Jose Sancho hace una intrepretación magistral. Ya sé que lo ha dicho todo el mundo y más, y que no soy nada original, pero es que me ha parecido que en tu comentario (quizá lo he entendido mal o no te has expresado bien) decías que El personaje de Ruben Bertomeu te iba a recodar a Don Pablo. Dejame decirte que el actor que da vida a esos dos personajes, amen de a otros muchos, consigue hacerlos distintos y eso es solo por su categoría como interprete, sin duda, de los mejores. No creo que sea ni muchísismo menos un molesto recuerdo.

    • Coincido contigo en que Pepe Sancho hace una interpretación soberbia, trataba de hacer ver que tenía miedo de que fuese una serie más (Cuéntame es muy alabable pero no es mi estilo de serie) y que me resultaba curioso que interprete el “mismo” personaje aunque en épocas muy distintas. A mí no me gustaba su personaje de Cuéntame y sí me resultaba molesto.
      Gracias por tu comentario!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s