Boss: el ser político


A pesar de que me gustaría comenzar este post cuestionándome todas esas incógnitas que la curiosidad humana quiere conocer acerca de la clase política que nos gobierna, no puedo hacerlo. Porque éste no es el mejor momento, ni el mejor país, para imaginar cuánto tiene de idílica la vida de un político, aunque gracias a las redes, el periodismo y el chismorreo, cualquiera puede saber más de la vida de un “representante de la sociedad” de lo que le gustaría. Porque en realidad quiero escribir sobre Boss, la serie de Farah Safinia y Gus Van Sant para Starz, una realidad que nada tiene que ver con la nuestra, una comparación que resulta tan ofensiva como inverosímil. Porque veo a Tom Kane en sus peores momentos y no pienso en Gallardón, sino en Josh Bartlet, Tom Carcetti o, si me apuráis, Darren Richmond. Porque, una vez más, las diferencias entre ambos lados del Atlántico resultan insalvables.

Tom Kane es el alcalde de Chicago, una ciudad más fría que la que podemos ver en The Good Wife y más elegante de la que nos enseñan en Shameless U.S, un hombre que vive para hacer política tan lejos como su posición le permita. Si nos ceñimos a la definición de la RAE, su profesión es literal: dicho de una persona “que interviene en las cosas del gobierno y los negocios del estado”. Negocios. Y mientras las conveniencias particulares y el dinero se imponen al interés de la mayoría, alrededor de éste hombre que también tiene que luchar contra un enemigo a todas luces victorioso, se mueve un mundo sórdido, falseado y volátil en el que a veces es más importante lo que no se dice que lo que se promete.  El alcalde que se confiesa a su antecesor mudo sobre el elegante sky-line de la ciudad de la que se imagina dueño, es un hombre al que el poder le ha robado el amor y el sentido de la palabra amistad. Y ahora que se encuentra en el lugar en el que siempre quiso verse camina sólo, con una única esperanza y un millar de ojos sobre sus espaldas.

Con todo este bagaje en las espaldas del protagonista de una serie que no resulta propia de la audiencia de Starz, la elección de Kelsey Grammer para ese papel puede ser la confirmación de que estamos ante una serie singular. Algo que ya se adivinaba allá por el mes de septiembre, cuando antes de su estreno la cadena anunció su renovación por una temporada más. El regreso (serio) de Grammer a la televisión está muy lejos del Frasier que durante once años nos hizo reír, pero desde el comienzo de la serie queda claro que el psiquiatra se ha ido para dejar paso a un alcalde que sin ser un mafioso al uso, rezuma cierto aire sopranista. El resto del reparto de esta producción que el propio actor financia, lo componen actores poco conocidos pero que cumplen con las expectativas. Cabe destacar los trabajos de Connie Nielsen como la esposa del regidor, Hannah Ware como su hija, Troy Garity, dando vida a un molesto periodista y  Martin Donovan interpretando al fiel escudero Ezra Stone.

Boss también tiene pegas. De ritmo pausado, aquellos que quieran descubrir al particular alcalde de Chicago no encontrarán en la destacable fotografía de esta serie secuencias de acción, sino el tranquilo camino en el que se mueve el político de hoy en día. Icónicos encuentros sexuales a parte, Boss es una producción en la que las palabras tienen más poder que los hechos. Sin dejar de ser una serie sobre un político.

Anuncios

Un comentario en “Boss: el ser político

  1. Kelsey está muy bien como este político sin escrúpulos atribulado por su enfermedad, la forma de rodar la serie me encanta distinta y opresiva, ha sido una sorpresa el cambio de rumbo que ha dado la cadena Starz en sus series de producción propia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s