Lo mejor de 2011 (de lo que he visto)


Al igual que me he revelado contra la broma esa llamada premios Emmy de la Televisión, me rebelo contra las listas de las mejores series del año, entre otras cosas, porque no me ha dado tiempo de ver todo lo que se ha estrenado en este 2011 que se acaba. Pero sí que puedo afirmar, sin ruborizarme, que probablemente este haya sido el año que más series he visto. Así que ahora que parece que hay que hacer repasos yo os voy a dejar aquí el de las diez mejores series que he visto. Que en realidad no son diez, pero bueno, yo a lo mío.

1.- Friday Night Lights. Me vi la primera, disfrutando mucho, la segunda por curiosidad y la tercera por enganche. Conseguí dejar el resto para éste invierno, y he sobrevivido al año en que ha terminado sin conocer su final, aunque sabiendo que como la primera ninguna. Muy recomendable para los que les gustan las ficciones deportivas y estudiantiles, sin ser lo último sinónimo de adolescente, los amantes de las producciones originales y los dramas de lagrimón.

2.- Justified. Me he puesto al día, que no es poco, y en unos días estaré disfrutando de la tercera temporada de las historias de Raylan Givens y el Kentucky profundo. Tal y como había leído, la primera temporada es difícil, porque tiene un arranque impreciso y no es hasta el sexto o séptimo capítulo cuando la trama se centra en lo verdaderamente interesante. Con secundarios de lujo, como Walton Goggins y la premiada Margo Martindale, es muy recomendable para los que les gusten las series de policías, la américa más allá de las grandes ciudades y los tipos duros con carácter.

3.- White Collar. Sí yo confieso, ahora mismo y en estas líneas, que Matt Bommer y Tim De Kay me tienen ganada para la causa y soy muy fan de estos señores, especialmente antes de echar la siesta, cuando lo que menos necesitamos es pensar. Pero a pesar de ser fácil, no resulta insultante, es una serie bien hecha, interesante y con personajes e historias curiosas que consiguen mantener el interés del espectador. Aunque en Cuatro, probablemente, no opinen lo mismo. Para los que quieran una serie de guaperas, de polis o “de no pensar”.

4.- Y en el extremo contrario… The West Wing. Siempre he tenido mucho respeto, y mucha pereza, por esta serie que, cuando la ponían en La 2, parecía tan seria… Y lo es, es una serie muy seria, y muy compleja, que puede aburrir a todos aquellos que no tengan el más mínimo interés en la política estadounidense. Pero prejuicios a parte The West Wing es una serie muy enriquecedora, de la que siempre se aprende algo y no hablo sólo de geopolítica…. Para los fans de Sorkin, de los entresijos de la política y los que quieren decir en el café que se han visto todas las grandes series.

5.- Donde no faltará The Sopranos. No voy a tardar en reconocer que de no ser porque comencé a verla con mi compañero de fatigas no habría llegado ni a la mitad de la segunda temporada… Pero resulta que el Sr. Soprano necesita su tiempo, y después de presentarnos a toda la familia y situarnos en el complejo mundo de la mafia de Nueva Jersey, la tercera temporada me sorprendió gratamente y me enganchó hasta el final. Para los amantes de las pelis de mafiosos, de sus series, de los dramas familiares y las fobias sin solución.

6.- Crematorio. La gran esperanza blanca, o el porqué todavía no podemos decir que en España no se hace nada bueno… Algo hay. Con localizaciones creíbles, una trama interesante y unos actores en su punto justo de cocción Canal + nos regaló en 2011 esta adaptación del libro homónimo de Rafael Chirbes. Además estamos de enhorabuena, puesto la cadena volverá a apostar por la producción propia y el año que viene estrenará Falcón. Para los que dicen que nunca verán producto nacional, o los que les guste la corrupción política.

7.- Las nuevas temporadas de The Good Wife y Downton Abbey. Aunque la primera echa en falta algo de la brillantez de su segunda temporada, los fans de las aventuras de Alicia Florrick en el Chicago de hoy en día y de los culebrones de época hemos disfrutado como enanos este año en el que los primeros se han soltado la melena y los segundos se han enredado, ambos con calidad…  Para los que les gusten las series de abogados y los dramas ligeramente culebronescos en el primer caso, el culebrón elegante para el segundo.

8.- Miniseries y similares. Para aquellos que tiene menos tiempo, que no quieren engancharse, que son más de dosis cortas. De este año dos cositas de una de las actrices británicas del año, Romola Garai, con la adaptación del libro The Crimson Petal and the White y la encantadora The Hour. Un drama de época y una historia de periodistas y políticos, ambas con el sello de calidad británico que asegura un buen producto. De las que llevaba con retraso, Generation Kill. No creo que haga falta decir más que David Simon e Irak. Sin llegar a más de un capítulo, pero en híbridos extraños Carlos, la historia del terrorista conocido como El Chacal, brillantemente interpretado por Edgar Ramírez y  The Field of Blood, más por su historia (periodistas) que por su brillantez. Para terminar, aquellos que estén disfrutando con Claire Danes fuera de sí en Homeland, que le echen un vistazo a la película de la HBO, Temple Grandin. Que por otro lado también cuenta una historia muy interesante, todo sea dicho.

9.- Afortunadamente, aunque sin estridencias, de los estrenos de final de año se puede salvar algo. Homeland y American Horror Story son las agraciadas, aunque quizá no se vayan en su punto más alto y la incógnita sobre lo buena que será una segunda temporada queda en el aire. Para los que les gustan las intrigas políticas y las propuestas originales (de miedo). Para los que se quieren reír de los moderos, apuntaros 2 Broke Girls.

10.- Pero no hay nadie infalible y yo también he perdido mi tiempo. Viendo series y escribiendo, porque me quedo con ganas de tragarme los posts de Pan Am y Falling Skies. La primera me da más pena que la segunda, porque empezó con elegancia e interés, pero un montaje muy desafortunado y unas tramas que no interesan por igual me hacen plantearme, también con pena, si me veré los de enero. De la producción de Steven Spielberg poco se puede decir… Bueno sí, que con Spielberg no basta.

¡Feliz y seriéfilo 2012!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s