Según la página web State Master, el estado de Nueva York es el segundo en número de restaurantes, sólo por detrás de la cinematográfica y soleada California. Más de cincuenta mil lugares en los que pasar un buen rato, comer, cenar, beber o charlar, que en la ciudad de Nueva York, y según donde, y cuando, se mire, se quedarían entre cinco  mil y siete mil. En cualquier caso la ciudad que nunca duerme siempre está abierta al entretenimiento y la buena gastronomía, y algunas series se han ocupado de reflejarlo fielmente.

4.- Treme, HBO (2010-….)

A pesar de que la mayor parte de la acción de la serie de David Simon se desarrolla en Nueva Orleans, la necesidad de nuevos aires de algunos personajes les lleva a mudarse a la gran ciudad de la Costa Este, donde nunca dejan de tener cerca sus orígenes. Por un lado, el personaje  interpretado por Kim Dickens (Janette Desautel) trabaja en la Gran Manzana junto a grandes figuras de la cocina neoyorquina, como por ejemplo Eric Ripert. El prestigioso chef del restaurante especializado en pescados y mariscos más conocido en todo el estado, Le Bernardin, participa en la serie desde su propia cocina, situada entre 155 West 51st. A medio camino entre el Theater District y Central Park, el restaurante también cuenta con carnes y unos postres delicatessen que quitan el hipo, lo que unido a sus tres estrellas Michelin, lo sitúa al alcance de pocos bolsillos.

Por otro lado, el hijo de Albert Lambreaux, Delmond, continúa su carrera musical en Manhattan, donde el jazz se vive intensamente. Uno de los lugares en los que actúa junto a la banda de Christian Scott es en el Dizzy´s Club Coca Cola, situado en la quinta planta del edificio Time Warner del Lincoln Center. Con unas vistas impresionantes del Upper East Side y Central Park, el amplio y elegante local cuenta con una interesante programación, imprescindible para los amantes del jazz que visten la ciudad.

5.- Mad Men, AMC (2007-…)

La importancia de Nueva York en la serie de Matthew Weiner queda patente capítulo tras capítulo, ya que la serie no sería la misma sin los brillantes decorados que la ciudad le otorga. Son numerosos los artículos que podemos encontrar sobre las localizaciones que encontramos en la serie, aquí sobre la serie en general y aquí sobre los bares y restaurantes en los que se mueven Don Draper y compañía. Si tuviese que quedarme con cinco lugares que me gustaría visitar, el primero de ellos sería el P.J Clarkes, situado en el 915 de la Tercera Avda, al que contemplan 125 años de historia y en el que Peggy y sus compañeros de trabajo se reunieron para celebrar el éxito con Belle Jolie. Por su arquitectura, más que por su menú elijo el Grand Central Oyster Bar (en la foto), un curioso restaurante situado en el nivel inferior de la estación Grand Central, en el que Don y Roger se ponen hasta arriba de cocktails y ostras. Para irnos de compras resultaría imprescindible visitar los míticos almacenes Bloomingdale´s, que Peter Campbell visita para devolver un incómodo regalo de bodas. Si lo que queremos es abastecernos y hacer una compra de calidad el centenario negocio de la familia Ottomanelli será un lugar perfecto en el que encontrar buenos filetes para celebrar el Memorial Day, como también hizo Peter. Y para terminar, más por amor a la producción que por otra razón, que menos que visitar el número 285 de Madison Avenue, lugar en el que estaría situada la agencia de publicidad en la que trabajan los personajes.

6.- Friends, NBC (1994-2004)

El grupo de amigos más conocido de los noventa residía en Greenwich Village, un barrio bohemio en el se han localizado decenas de películas y serie. Ross, Chandler, Mónica, Phoebe, Joey y Rachel se movían entre Grove Street y Bedford Street, donde vivían en dos edificios diferentes, uno frente a otro, y entre secuencias podíamos apreciar el Arco Washington, a la entrada de Washington Square Park, o la tienda Village Cigars, situada en la esquina de Christopher Street con Seventh Avenue. Pero más allá de su idílico barrio, los simpáticos chicos de la NBC también nos mostraron el mítico Madison Square Garden, en el 4 de Pennsylvania Plaza, el Museo de Historia Natural, en el 200 de Central Park West o la tienda de Ralph Lauren en la que trabajaba Rachel, en el 867 de Madison Avenue. Para los amantes de la gastronomía interesados en el lugar de trabajo de Mónica, Moondance Dinner, donde también trabajó Kirsten Dunst en la película Spiderman, podrán encontrarlo en el estado de Wyoming, a donde fue llevado en 2007. En su lugar, en la Sexta Avenida, entre Grand Street y Canal Street, se encuentra ahora el The James Hotel.

Anuncios