Aunque no es muy difícil encontrar una producción norteamericana con un alto nivel de patriotismo, (y esto no es una crítica) en días como hoy, en el que los estadounidenses celebran su Independance Day, algunas series de televisión resultan idóneas para conocer un poco más cómo fue el nacimiento de Estados Unidos y su ruptura con el Imperio Británico. Han pasado ya más de doscientos años desde que se pusiera fin al conflicto que enfrentaba a las colonias británicas de América del Norte contra el Reino de Gran Bretaña, y aunque las creaciones artísticas en torno a este tema siempre han sido abundantes, la televisión no ha sabido, o no ha querido, explotar convenientemente éste filón creativo. Más allá de algunas películas para la televisión, y de no ser por un par de creaciones estrenadas este año, la verdad es que ésta época tan interesante de la historia no cuenta con demasiados productos televisivos que nos ayuden a conocerla un poco mejor.

turn-amc-tca

– Turn. AMC. 2014-… La serie protagonizada por Jamie Bell, ha sido renovada recientemente para una segunda entrega, una buena noticia que nos permitirá seguir conociendo a los primeros espías norteamericanos. La producción, creada por Craig Silverstein, se sitúa en el año de la Declaración de Independencia, 1776, y narra la historia de lo que posteriormente se conocería como el Anillo Culper, una asociación de informadores que trabajaron en favor de los independentistas y en contra de la opresora corona británica. A pesar de que se le podría achacar cierta falta de ritmo, Turn es sin ninguna duda la serie de referencia para conocer un poco mejor los acontecimientos posteriores a la Declaración de Independencia, cuando las colonias se unieron y la corona británica se vio obligada a replegar sufuerzas en el estado de Nueva York, ante la cada vez más evidente falta de apoyo de la población. Las actividades de los insurgentes para construir una fuerza que terminase con el dominio británico, así como las contradicciones a las que personas como el personaje de Bell, Abe Woodhull, deben enfrentarse para luchar por lo que cree, son algunos de los aspectos más interesantes de esta producción.

– Sleepy Hollow. FOX. 2014-… La producción protagonizada por Tom Mison y Nicole Beharie no es una serie estrictamente histórica pero sí que tiene referencias ineludibles a la Guerra de la Independencia y aunque no con la misma intensidad y seriedad que otras, sirve para arrojar luz sobre la situación social que se vivía en aquella época, así como las relaciones entre los leales a la corona británica y los insurgentes. La serie creada por Alex Krutzman y Roberto Orci narra la historia, por todos conocida, de Ichabod Crane, un soldado del general George Washington que muere en medio de una misión. Más allá de los eventos sobrenaturales que llevan a Crane a regresar a la vida en pleno siglo XXI, la producción nos muestra como éste importante personaje del imaginario colectivo norteamericano fue un profesor de historia que llegó a América con los británicos pero que se convirtió en espía, abrumado por lo que él consideraba injusticias del imperio británico. A pesar de ser menos trascendental, y rigurosa, que la anterior resulta curioso el encuentro entre la mentalidad del siglo XVIII y la del siglo XXI y cómo, por ejemplo, los impuestos en su época fueron una razón para la guerra y ahora son asumidos como algo inevitable.

– John Adams. HBO. 2008 Aunque esta serie protagonizada por Paul Giamatti y Laura Linney ya tiene seis años, es probablemente la mejor producción en torno a la época. Basada en el libro homónimo de David McCullough, la serie arranca en 1770 con los sangrientos eventos de lo que posteriormente sería conocido como la masacre de Boston y se centra en la vida del político nacido en Massachusetts que de 1797 a 1801 fue el Presidente de los Estados Unidos. A pesar de que quizá le sobre algo de trascendencia y le falte ritmo, a lo largo de los siete episodios que dura, John Adams es un retrato cuidado y certero de la vida de la época, las dificultades políticas a las que los dirigentes del momento debieron hacer frente y el ansia con la que luchaban por una nación propia que les permitiese ser libres y no tener que rendir cuentas ante nadie. Ganadora de cuatro Globos de Oro y trece premios Emmy, la producción dirigida por el inglés Tom Hooper recoge lo mejor de las miniseries históricas británicas, rigor, cuidada ambientación y buenas interpretaciones para contar la historia de uno de los padres de la Declaración de la Independencia.

 

 

Anuncios