El asesino en serie más desconocido de la historia de la humanidad es una excusa tan buena como otra cualquiera para crear una serie. Y los crímenes que perpetró Jack el Destripador a finales del siglo XIX fueron la excusa perfecta para crear Ripper Street, una producción interesante y atractiva que se centra en el trabajo de los comisarios y policías de uno de los barrios más pobres de Londres, Whitechapel, que tienen que vivir con el estigma de no haber capturado al hoy todavía desconocido criminal. Emitida por la BBC, y su filial norteamericana, la serie creada por Richard Warlow fue cancelada tras dos temporadas, pero regresará éste viernes, 14 de noviembre, gracias al fervor creativo de Amazon, que además de sus propias series ha decidido apostar por el regreso de esta producción que para muchos fue injustamente cancelada.

Y es que las andanzas del metódico y reservado Inspector Reid, su fiel compañero el detective Drake y el descarado Matthew Judge, médico y forense para la ocasión, encontraron en los fans de las series policíacas, los seguidores de las de época o en aquellos que simplemente buscaban una buena producción, un público fiel que cada semana esperaba saber más de las vidas de estos tres hombres. Porque a pesar de que nada más se supo del temido Jack, seguía habiendo criminales en las calles de Londres, y juntos trabajan para ponerlos entre rejas. Pero además, cada uno de ellos tiene que lidiar con sus vidas, que no son especialmente tranquilas. El Inspector Reid, interpretado por Matthew Macfadyen, trata de revivir su matrimonio, en crisis desde que desapareciera su única hija. Reid no pierde la esperanza de encontrarla con vida, pero su mujer no lo cree posible y se dedica por completo a ayudar a mujeres maltratadas. El veterano Drake, Jerome Flynn, representa la fuerza bruta del equipo, pero cuando se encuentra fuera de servicio trata de encontrar una mujer con la que compartir su vida. Por último, Judge es un norteamericano vividor lleno de vicios, que se une a Reid a regañadientes, porque obviamente cualquier cosa es peor que pasar el día en el burdel que dirige Long Susan, su mujer.

Dos temporadas y dieciséis episodios después, Ripper Street regresa para alegría de sus seguidores, que en su día pensaron que no volverían a ver el semblante serio de Reid paseando por las oscuras calles de Whitechapel. La acción se retoma cuatros años después del final de la segunda temporada, y el trío de protagonistas hace tiempo que dejó de ser tal. Y a la vista del trailer y de las primeras críticas, parece que la producción regresa en buena forma, y que nunca estuvo en el cajón de las series suspendidas. El mal que campa a sus anchas por las calles de este peligroso barrio volverá a unir a Reid, Drake y Judge y parece que los tres están dispuestos a darlo todo para terminar con la violencia y el crimen. Desde aquí sólo nos queda agradecer a Amazon la apuesta y esperar que el regreso esté a la altura de las expectativas, esas que se crean cuando te dicen que regresa algo que creías que no volverías a ver.

Anuncios