El pasado jueves Nitro estrenaba una de las novedades de la última ceremonia de los Emmy, la serie protagonizada por Timothy Olyphant y que se llevó el Emmy a la Mejor Actriz Secundaria en la categoría de drama Margo Martindale. De los capítulos que podemos ver en nuestro país a aquellos que FX presentó a los galardones hay un pequeño trecho. Porque Justified es una serie que comienza discretamente y sin aspavientos pero termina su primera temporada dejando el agradable sabor de las buenas producciones.

La serie de Graham Yost, padre de Speed y productor ejecutivo de The Pacific y Falling Skies, nos cuenta las vivencias de Raylan Givens en su regreso a su Kentucky natal. De profesión Marshall este guapo y experimentado tirador interpretado por Timothy Olyphant se gana a pulso esta especie de retiro forzoso al impartir justicia a su manera, pero no parece que ese sea un hábito que vaya a cambiar. Porque su regreso a Lexington no es precisamente bienvenido por los delicuentes habituales de la zona, su jefe o su propio padre y Raylan no es de los que se achantan. Para poner la guinda, la vuelta a la ciudad trae viejos fantasmas su ex mujer, que se ha vuelto a casar, y una amistad bastante peligrosa.

A pesar de que en los primeros capítulos Justified no cuenta nada nuevo y lo que cuenta no lo hace con soltura, consigue centrarse tras la primera mitad de la temporada y sorprender y enganchar con intensos capítulos finales y una buena adaptación a las circunstancias en la segunda temporada. Afortunadamente la serie deja de ser procedimental y dota a lo que parecían las tramas secundarias de una importancia mayor a medida que avanzan los episodios, momento en el que los personajes que rodean a Raylan Givens se ven envueltos en una trama no exenta de tiros, violencia verbal y traiciones. Cabe destacar, además de la evolución del Timothy Olyphant en el papel principal, las interpretaciones de Walton Goggins, al que hemos visto en The Shield, en el papel del desequilibrado Boyd Crowder, y las de las intérpretes femeninas, con la premiada Margo Martindale que llega en la segunda temporada, Joelle Carter y Natalie Zea.

De Justified se atraganta el indigesto sureste americano, tan bruto y tan salvaje, menos lucido que Nueva York o Los Ángeles casi tanto como la inapropiada comparación con un western moderno. Pero merece la pena adaptarse al paisaje y a las costumbres, al vocabulario y las formas, al “Fire on the Hole” y el gatillo fácil. Y conocer como se reparte justicia en esta sombría parte del sureste estadounidense.

Anuncios